chiachio-y-giannone

UNICX: SUBASTA DE UNICORNIOS

Reconocidxs artistas participaron del proyecto UNICX: intervinieron esculturas de unicornios con mensajes relacionados con el respeto y la celebración de la diversidad. El proyecto, dirigido por Federico Baeza, se propone juntar fondos para trans y travestis afectadas particularmente por la pandemia. 

ESCULTURAS PARA LA VIDA

En una de las escenas finales de la Blade Runner original, Rick Deckard (Harrison Ford) encuentra un unicornio hecho de origami en el piso de su departamento. Ese ser mitológico que venía del pasado, puesto enigmáticamente en el futuro por Ridley Scott generó una verdadera grieta entre los fanáticos de la película ¿Deckard era en verdad un replicante?. Fracaso primero, y película de culto después, Blade Runner hundió sus raíces en la pregunta más antigua de la filosofía: qué es lo que nos hace humanos más allá de las diferencias.

UNICORNIOS CON MENSAJE

El unicornio como síntesis de lo intergeneracional y de la igualdad vuelve ahora de la mano del proyecto UNICX esculturas para la diversidad, un dispositivo cultural que enlaza al sector público, el sector privado, organizaciones sociales y un grupo de artistas, con la finalizad de recaudar fondos para la comunidad trans. Más de 15 reconocidos artistas, todos con un compromiso previo con las causas queers, recibieron figuras de unicornios blancas como un lienzo. Cada uno de ellos las intervino a partir del mensaje por la inclusión que quería trasmitir. El dúo performático Galaxia y Mar, por ejemplo, lo bordó con lentejuelas rosas sobre un catsuit de tul, con currículums pinchados en un cuerno de acrílico, para apoyar la inclusión laboral de personas trans. Martin Churba, por su parte, lo pintó con aerosol dorado y le agregó una estructura de plástico fundido. Flavia Da Rin le puso unas alas en 3D y lo cubrió de flores. La reconocida pareja de artistas Chiachio y Giannone, famosos por sus bordados, optó por no camuflarlo y resaltar su musculatura, remarcó los contornos geométricos con hilos bordados a mano en rosa, celeste y blanco, haciendo que los colores tradicionalmente asociados al sistema binario se puedan fusionar en un mismo cuerpo. A los artistas convocados se suma la versión rosa de Cynthia Cohen con este unicornio cubierto de gemas multicolores; el infaltable glitter en la versión de Alfredo Dufour; un contundente unicornio atravesando una roca, creación de Nicanor Araoz en espuma de poliuretano, acrílico y láminas doradas; y Carlos Herrera que lleva la diversidad a los materiales cubriéndolo de en diversos materiales: piedras, telas, erizos de mar, plumas, peluche e hilos, entre otros.

ORGULLO UNICORNIO PARADE

La selección de artistas estuvo a cargo de Federico Baeza, director de Palais de Glace, quien dice que se vinculó con el proyecto “en primer lugar para hacer visible mi identidad marica como un gesto político, en segundo lugar por la convicción de que es necesario ayudar a la comunidad de refugiadxs LGBTQ+ y, concretamente, a la comunidad trans que por sus condiciones estructurales en nuestra sociedad sufren más fuertemente la negación de sus derechos en un difícil escenario como el actual”.

Inspirado en las Cow Parade, las famosas vacas intervenidas por artistas que se multiplican en distintos puntos del mundo, el proyecto fue pensando originalmente a gran escala. La idea era montar esos unicornios intervenidos en distintas provincias de la Argentina, con la colaboración de los gobiernos provinciales, pero el contexto de pandemia hizo que los planes tuviesen que reformularse, y entonces se pasó a lo que los organizadores denominaron Plan de Acción para la Emergencia: “La pandemia impactó de manera muy fuerte en la población travesti y trans y refugiades LGTBQ+, entonces pensamos en darle un carácter social al proyecto, destinando recursos efectivos que pudiesen palear la situación. Eso nos llevó a articular con la Federación Argentina LGBTQ, que tiene presencia en todo el país, con contacto directo con múltiples organizaciones sociales. Así, redujimos la escala de las esculturas, y comenzamos una acción federal incitando a diferentes ciudades a participar, financiando una cantidad de esculturas, sumando a coleccionistas particulares que quieran adquirir obras”, cuenta Facundo Suárez, creador y director del proyecto Unicx. “Lo que hemos logrado construir en este tiempo habla de la potencia de lo colectivo en un contexto muy particular como este. Salir a contar lo que queríamos hacer y generar las alianzas para dotar al proyecto de la transparencia necesaria y que la ayuda llegue efectivamente a las personas que tiene que llegar”

Además de Federación Argentina LGBTQ, la Asociación de Travestis Transexuales y Transgéneros de Argentina (A.T.T.T.A) se encarga de la distribución de los alimentos y productos de higiene que se compran con lo recaudado. La mercadería se distribuyó hasta ahora en las Casatrans de Córdoba, Buenos Aires y Tierra del Fuego, las tres primeras provincias que se sumaron a la movida.

“Dialogamos mucho para que el el mensaje no sea leído como asistencialismo de artistas cis del arte contemporáneo. Por eso elegimos artistas que de un modo u otro ya venían vinculados con la temática. Creemos firmemente en el poder transformador del arte”, remata Suárez.

Las obras se pueden adquirir en el sitio web del proyecto: www.sosunicx.com

nota publicada en página 12 – escrita por Por Facundo Abal

Los comentarios están cerrados.